Cirugía Plástica Integral
 

Rinoplastía (Cirugía de la Nariz)

La rinoplastia o cirugía de nariz es uno de los procedimientos que se realizan con frecuencia en cirugía plástica. Se utiliza para cambiar el tamaño de la nariz, la forma de la punta o del dorso, agudizar la abertura de los orificios nasales, mejorar el ángulo entre la nariz y el labio superior y tratar problemas funcionales como la obstrucción de la vía aérea por deformidad nasal.

El objetivo de esta intervención es conseguir armonía entre la nariz y la cara. Se puede operar con anestesia general o local-asistida. El tiempo de hospitalización es relativo dependiendo de la recuperación y puede ir desde algunas horas hasta 1 día. Las vías de abordaje son mediante incisiones intranasales (en la mucosa) y/o también una pequeña incisión en la piel (columela nasal). El yeso o férula aplicada post-operatoria se mantiene entre 7 a 10 días. El paciente retoma actividad habitual entre 10 y 14 días, y la actividad física alrededor del mes posterior a la cirugía. Debe de tenerse en cuenta que aunque el cambio es inmediato, los procesos de desinflamación y de cicatrización interna continúan hasta el año postoperatorio.